Desarrollo económico mundial 2022

La pandemia derivada del COVID-19 dio lugar a la mayor crisis económica mundial en más de 100 años. En 2020 la actividad se redujo en 90% de los países, la economía mundial se contrajo un 3% y la pobreza aumentó en todo el mundo por primera vez en una generación.

Las finanzas desempeñan un papel central para la recuperación económica mundial tras la pandemia; se debe analizar el hecho de que las consecuencias más graves afecten más probablemente a las economías emergentes y en desarrollo.

El informe sobre desarrollo mundial 2022 hace hincapié en cuatro riesgos económicos urgentes derivados de la pandemia y a su vez propone medidas concretas que los encargados de la formulación de políticas pueden adoptar para abordar dichos riesgos y respaldar una recuperación sólida y equitativa:

  • Incremento de los préstamos dudosos. Aumentando la transparencia y reduciendo la proporción de préstamos dudosos, las instituciones financieras pueden mantenerse estables, bien capitalizadas y en condiciones de proporcionar crédito, sobre todo a los hogares de bajos ingresos y las pequeñas empresas.
  • Demora en la resolución de los préstamos dudosos. Los procedimientos de insolvencia eficaces, incluidas las opciones extrajudiciales, pueden reducir los costos sociales del sobreendeudamiento generalizado, evitar la asignación inadecuada de los recursos a “empresas zombis” improductivas y limitar la necesidad de que el Gobierno interfiera en la resolución de las deudas. La demora en la adopción de medidas puede limitar el acceso al crédito, desalentar la iniciativa empresarial y dar lugar a la conversión de deuda privada en deuda pública cuando los Gobiernos se ven obligados a ejecutar planes de rescate.
  • Acceso más restringido al crédito. Las innovaciones en las finanzas digitales y los modelos de financiamiento pueden desempeñar un papel decisivo a la hora de permitir a los prestamistas evaluar y gestionar de manera confiable el riesgo que conllevan los prestatarios, ayudarlos a seguir proporcionando crédito a los prestatarios de bajos ingresos y fortalecer su resiliencia financiera.
  • Niveles de deuda pública elevados. La gestión y la reducción proactivas de la deuda pública pueden liberar los recursos fiscales necesarios para respaldar la recuperación. Las demoras en abordar la sostenibilidad de la deuda se asocian con recesiones prolongadas, el aumento de la inflación y la reducción del gasto en redes de protección social, salud pública y educación, lo que repercute de manera desproporcionada en los pobres.

De esta manera podría llevarse a cabo una recuperación de la economía mundial funcional para casi todos los países, no sólo favorable para los más desarrollados y, no tan impactante como se espera que sea para las economías emergentes.

Fuente:

– Banco Mundial. 2022. Informe sobre el desarrollo mundial 2022

https://www.bancomundial.org/es/publication/wdr2022#downloads

Translate »