Día Interamericano de la Calidad del Aire (DIAIRE)

En el Año 2002 La Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (AIDIS), la Caribbean Waterand Wastewater Association (CWWA), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización de los Estados Americanos (OEA), La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), y la Oficina Regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA/ORPALC), Estando reunidas en la ciudad de Cancún, México, el 28 de octubre de 2002, con motivo del XXVIII Congreso Interamericano de AIDIS, señalan su acuerdo en lo siguiente”:

Declaran: Que se observe el segundo viernes del mes de agosto de cada año para “conmemorar la calidad de aire” a través del Día Interamericano de la Calidad del Aire (DIAIRE).

Este día tiene como objetivo concientizar acerca de la importancia de la buena calidad del aire, a fin de prevenir y reducir factores que originan la contaminación ambiental.

El acuerdo de Paris de 2015 por cambio climático global implica una agenda de transformaciones tecnológicas y de transiciones energéticas a través de las próximas décadas (metas 2030 y 2050) que irán cambiando el balance entre las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI) y locales de efecto en la salud. Los compromisos de mitigación de emisiones GEI derivados del citado acuerdo y las transiciones tecnológicas y energéticas para cumplir dichas metas, así como las inestabilidades energéticas que tienen lugar actualmente en nuestro país y a nivel internacional, se dan en el marco de la implementación de programas de cumplimiento con los estándares de calidad de aire local, progresivamente crecientes en exigencias. 

En este sentido, la OMS ha definido nuevas guías de calidad del aire en 2021 que reducen en aprox. 50% los niveles guías de partículas finas y ultrafinas (PM2.5). Por su parte en nuestro país especialmente en el AMBA se incorporaron en los últimos años por primera vez estándares de calidad de aire para PM2,5, contaminante que posee el mayor coeficiente dosis efecto en salud y es responsable de la mayor parte de los 7 millones de muertes prematuras anuales en el mundo, estimadas por la OMS desde 2012. En este nuevo escenario tanto en la Pcia. de Bs As a través del Dec.1074/ 1018 GDEBA-GPBA (OPDS) como en la Cdad. de Bs As, a través de Resolución APRA (GCABA)N° 57/2021 implementarán en el transcurso de esta década un programa de estándares de calidad de aire mas exigentes, a través de etapas que alcanzarán los niveles guía OMS de 2005. Conforme muchas de las tecnologías y combustibles o energías aplicadas en la citada transición, suelen incorporar conflictos respecto de mitigar emisiones globales GEI en detrimento de contaminantes locales de efecto en salud (por ejemplo, el uso de biocombustibles en motores de combustión sin calibraciones flex), el proceso de transición debe ser conducido de manera tal que no se afecten las emisiones de contaminantes locales deteriorando la calidad del aire respirable. El monitoreo de la calidad del aire y el análisis de emisiones locales y globales en el ciclo de vida de las tecnologías y energías alternativas propuestas para la transición, jugaran por lo tanto un rol fundamental en minimizar el impacto.

A nivel regional e internacional han existido desde mediados a fines del siglo pasado diferentes programas para mejorar la gestión de la calidad del aire en centros densamente urbanizados, así como los impulsados por la Organización Mundial (y Panamericana) de la Salud (OMS/OPS) o posteriormente por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) yel Global Enviroment Facility (GEF) que han permitido potenciar la implementación de soluciones exitosas. En nuestra región programas como la RED PANAIRE, iniciado en la década del 70 por la OPS/OMS y continuado a través del proyecto GEMS-AIRE o la Iniciativa de Aire Limpio en Latinoamérica y el Caribe impulsado por el BM, la OMS y la US EPA desde fines de los 90 han permitido conocer, coordinar y apoyar los esfuerzos desarrollados en Latinoamérica, para controlar la carga de contaminantes emitidos. En Argentina, el aprovechamiento de la experiencia desarrollada a nivel local, regional e internacional y los recursos específicos aportados por estos programas, junto al desarrollo de acciones gubernamentales de monitoreo de la calidad de aire y medición de las fuentes de emisión, han permitido desarrollar algunos programas sostenidos en el tiempo desde mediados de la década del 60.

Translate »